3 de abril de 2016

Flores, almas, verbos

LAURA GARCÍA MUÑOZ

FLORES, ALMAS, VERBOS

Felices aquellos que no prueban en su vida la desgracia. Pero si un dios azota de males la casa de alguno, la ceguera no queda al margen de ella y la acompaña hasta el final de su linaje. 
(Sófocles: Antígona)


La sombra de mi peso se ha perdido
entre el humo que me rodea,
que son voces
y son los coros de mil voces,
mil veces mil voces
y lloran a Antígona, que da la vida por la vida
y la daré por la vida que no existe
más allá de mi cráneo...

Sí existen las orejas,
tan pesadas, encierran mi cabeza,
encierran mi cuerpo
y él no sabe lo que es el silencio.
Entonces llora como llora el agua
porque ya no quedan dioses que lo habiten,
entonces vaga como vaga el agua
abriéndose paso por la tierra tan dura y tangible.

Solo como sola estoy
sin un cuerpo muerto en un cementerio,
sin un cuerpo para que me acompañe su sombra,
su sombra que se ha perdido
entre el humo que me rodea
y que ahora es la sombra del humo de mil suspiros,
mil veces mil suspiros
a los que no pertenezco.

No pertenezco a una tragedia,
fue mi brazo y no Ares
quien guio las lanzas
hoy dormidas en mi estómago.
No es un dios quien me habita
sino quien nace cuando escapa
su escaso y pequeño nombre
por mi boca cerrada.

¿Quién decide desde ahora
la sangre palpitante derramada,
las huellas que se marcan y se borran,
los ojos que se miran y se tocan?
¿A quién culpo desde ahora
de la libertad que he perdido y nunca tuve,
de la miseria mental oculta en mi cabello,
de medio corazón ardiendo entre rejas?


Te culpo a ti, cielo, por ser tan azul,
por marcar mis huellas y tocar mis ojos,
por la miseria y las llamas que alimentan
las llamas de tus yemas.
Me llamas, me quieras, me calmas
para siempre
si me matas y vivo en el cielo
para siempre.

No puedo, cielo, no existes,
Lo que eres es mío y si muero, mueres.
Desaparecen las calles que camino, los colores, el sol
se extinguen si no vuelvo a verlos.
Flores, almas, verbos fallecen.
Expira el mundo entero y real
creado por las manos del único dios que existe…

y sé que existo porque me piensas.

30 de marzo de 2016

Sobre mis huellas.

LAURA GARCÍA MUÑOZ

Sobre mis huellas


Laura, alumna de 2º de bachillerato, ha ganado el premio de poesía "La Huerta de San Lorenzo". El poema ganador se presenta a continuación. Una impactante reflexión sobre el hecho de vivir y sobrevivir.


SOBRE MIS HUELLAS

Arrostro una cárcel en cada gesto.
Fuera están las flores.
Mi mano, tan pequeña, no puede abarcar
la belleza. La eternidad
se desvanece entre mis dedos rotos
porque intenté atrapar el suspiro de una selva
antes de saber que el viento no tiene nombre.
He intentado bajar el sol de cada cielo
desgastando mis huellas, ahora tacto sensible,
ahora pesa que me hunde al Hades.
Son demasiadas las estrellas para dos ojos
ciegos de mar y de noche encerrada
en los límites de los cinco sentidos.

La clara luz del cielo que me llama
es brillo suave que acaricia mis ojos.
Es blanca la brisa que lleva
las duras alas de mi espalda.

La clara luz del cielo que me llama
es brillo intenso que ciega mis ojos.
Mi tacto desvanece las nubes
en llanto y trueno de tormenta.

La infernal luz del cielo que me llama
ahoga mi aire y mi pulso en el vacío.
Ahoga mi aire y mi fuego el susurro
de las sirenas que me llaman al Estigia.
Ya inundados, mis sentidos
han recordado los aromas del mundo
cuando se derraman en mi boca
y untan mi risa de flores.
Se acobarda la marea ante mi cuerpo
ansioso de tiempo y verdad.
Pero la Luna es fría y arrastra el agua
que mañana volverá a mojar mis huellas.

Mi aliento reclama nuestra deuda
por contener mi respiración.
Mis ojos reclaman los colores
y mis orejas el silencio.

Comprendo entonces que prefiero la vida en la vida
que la muerte en la vida y la vida en el cielo.

17 de junio de 2015

CAMPAÑA CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

En una campaña dirigida a combatir la exclusión y el maltrato a las mujeres y a fomentar la reivindicación de su dignidad, se nos propuso escribir composiciones literarias, en respuesta a unos escritos de figuras de prestigio de nuestras letras actuales. Destacamos aquí algunos trabajos poéticos y una interesante escena dramática que idearon componentes del grupo de teatro de 3º (alumnas de la asignatura optativa "Teatro".)

NADREA HERRANZ RODRÍGUEZ Y CLARA CAMARENA DIMAS.                    
1º BACHILLERATO




En respuesta a CARTA-POEMA DE OLVIDO GARCÍA VALDÉS

ROMANCE DE LA MUJER MALTRATADA              


Con cuánta ilusión llegaste
al altar junto a tu amado,
ese que te hacía sentir
que el cielo habías tocado,
ese que te enamoró
y por quien todo lo has dado.
      Pero el tiempo fue pasando
y el hombre que conociste
poco a poco fue cambiando,
ya no te besa con mimo
cuando llega del trabajo,
ni te dice esos piropos
que un día te conquistaron,
solo pone mala cara
y te riñe sin descanso;
sientes que todo tu mundo
se derrumba paso a paso.
      La primera bofetada
sin tú poder esquivarlo,
pero su arrepentimiento
te hizo esa vez perdonarlo,
después vinieron más golpes,
más insultos y más llantos,
y entonces no era perdón,
lo que él decía gritando
era solo una amenaza:
“Si tú me dejas te mato”.
      Y aguantaste cada día,
cada noche y cada año
conviviendo en esa cárcel
con el miedo y el espanto
envejeciéndote el alma
con cada insulto y tortazo
suplicando a tu agresor
que no te hiciera más daño
y obteniendo por respuesta
perder otro duro asalto.
      Pero por fin te decides,
hoy vas a dar el paso,
denunciarás a ese hombre
y acabarás tu calvario,
Buscarás a quien te escuche
Y encontrarás aliados
Que te ayudarán sin dudas
A escapar de los maltratos
Y alejar de ti a la bestia,
Quien te humilla tantos años.

      Y libre serás por fin,
La esclavitud ha acabado,
Fuiste valiente mujer
Y todos contigo estamos.




CLARA DE ANTONIO

EN RESPUESTA A FEDERICO MAYOR ZARAGOZA.

“En la confusión e inmediatez, sin tiempo” (Cita tomada del escrito de Mayor Zaragoza)
                               I
Me agarró de la mano, apretó fuerte,
Tenue, débil, asustadiza voz.
Me dijo: no me sueltes,
Enséñame a vivir.

¿Cómo te voy a enseñar a vivir
Si no sé qué es esto a lo que llaman vida?

Encontrarás a personas que te harán llorar,
También a otras que te harán soñar,
Pero solo las que te lleguen al alma se quedarán.

Te juzgarán, te sentirás mal,
Pero te dará igual,
Porque serás más fuerte que ellos.
No dejes que te hundan haciendo realidad sus sueños.
Recuerda lo importante de ser uno mismo,
No un cromo repetido.
                              
II
Arenas movedizas bajo los pies,
Un alma que viste de gris,
Unas manos que acarician como lijas,
Ojos que solo transmiten tristeza.

Poco a poco se hunde,
No, poco a poco la hunden,
Un alma que es maltratada
Como en una cárcel. Encerrada,
Otra alma que se cobra la sociedad,
De nombre soñadora,

De apellido soledad.



RESPUESTA A LA CARTA DE INMA CHACÓN
[LIDIA  y VIRGINIA están sentadas cada una en un extremo del escenario con el teléfono en la oreja]
LIDIA: ¿Dígame?
VIRGINIA: Hola Lidia, llamaba para ver si podemos quedar hoy, tengo que hablar contigo.
LIDIA: Sí, claro, quedamos…quedamos a las seis en el bar.
VIRGINIA: Perfecto.
(Cambia el decorado. En el bar las tres juntas se saludan y se sientan a tomar algo)
VIRGINIA: Te llamé para comentarte que Paula desde que está con Fer no es la misma.
LIDIA: Sí, me he dado cuenta, estaba pensando en comentártelo.
VIRGINIA: Bueno, pues yo creo que ha pasado de ser una chica maja, simpática, alegre, mona y que vestía muy bien a todo lo contrario. Ahora se descuida mucho, parece asustada como si algo la tuviera preocupada. Cuando está con nosotras siempre está pendiente del whatsapp y de las llamadas. Todos los días, antes, colgaba fotos suyas en las redes sociales y siempre ponía una frase alegre como era ella. ¿Crees que deberíamos ayudarla?
LIDIA: Sí, pero ya sabes cómo es Paula, nunca se deja ayudar… si quieres podemos intentar hablar con ella a ver si conseguimos algo.
VIRGINIA: Pues tienes que estar a punto de llegar con Inés, he quedado con ellas cómo si fuera un día normal, no las digas nada que hemos quedado antes, aunque Inés ya lo sabe.
LIDIA (mirando el whatsaap): Vale, tú tranquila.
VIRGINIA: Ya vienen.
PAULA: ¡Hola chicas! (Se sienta y mira el móvil)
INÉSS: ¿Qué tal estáis chicas? (Saluda besando a las otras dos)
LIDIA: Pues bien, pero algo cansada por los exámenes.
(PAULA sigue con el móvil y no levanta la cabeza)
VIRGINIA: ¿Y tú, Paula, que tal estás?
PAULA: (Sin mirar) Mm…bien…
LIDIA: Sí, seguro, desde que estás con Fer ya no eres la misma, ya no eres tan alegre, tan simpática, no vistes igual, no haces caso a las redes sociales, y cuando quedamos solo estás atenta al móvil. ¿Se puede saber qué te pasa?
PAULA: ¡Qué no me pasa nada, enserio!
INÉS: Algo te pasa, as cambiado ya no eres la de antes.
VIRGINIA: Llevan razón Paula. (Suena el teléfono de PAULA.)
PAULA: ¡Hola, cielo!...Estoy en el bar con mi amigas… Estáte tranquilo…
(LIDIA, VIRGINIA e INÉS escuchan la conversación con cara de preocupación haciéndoles gestos)
LIDIA: ¿Quién era?
PAULA: Nadie… mi madre quería saber dónde estaba.
VIRGINIA: ¿Segura?
INÉS: ¿No sería Fer?
PAULA: No…está con sus amigos. (Aparece FER en el bar)
FER: Hola chicas ¿Puedes venir a hablar un momento Paula?
PAULA: Sí, ya mismo. (Se van a hablar a otra mesa)
VIRGINIA: ¡Sssh chicas! ¡Vamos a escuchar!
LIDIA: Qué cotilla eres, déjales que hablen de sus cosas.
VIRGINIA: Sospecho que ha sido él, el de la llamada, ¿No has visto la cara de Paula?
INÉS: ¡Hala! Es verdad, vamos a escuchar así tendremos pruebas para mostrarle a Paula la razón de su comportamiento.
LIDIA: Estas cosas no me gustan nada. (VIRGINIA, INÉS y LIDIA escuchan la conversación.)
FER: ¿No te tengo dicho que me digas dónde vas siempre? Ya sabes que no me gusta nada que vayas con esas tres brujas. Ni que salgas de casa. ¿Te lo repito?
(VIRGINIA da un golpe en la mesa pero INÉS y LIDIA la sujetan)
PAULA: Perdón, necesitaba salir para despejarme, estoy cansada de todo el día en casa porque a ti te dé la gana, no podía más. (Llora.)
FER: ¡Ya está bien! ¡Si te digo que no salgas de casa no sales! ¿Te queda claro?
PAULA: Sí pero no me grites más por favor…
FER: ¡Te grito si me da la gana! ¡Y deja de llorar de una puta vez!
PAULA: ¡Déjame en paz! ¡Mira el escándalo que has montado! La gente no para de mirarnos qué vergüenza por Dios.
FER: ¡Con qué te avergüenzas de mí, niñata!
PAULA: No me avergüenzo de ti, me avergüenzo del pollo que has montado en un sitio público. ¡Vergüenza te debería de dar! (VIRGINIA se levanta y va hacia ellos)
FER: ¿Qué te pasa a ti?
VIRGINIA: No, ¿qué coños te pasa a ti? ¿Quieres dejar vivir a Paula tranquila de una puta vez?
FER: Tú no eres quién para mandarme. ¿Vale?
VIRGINIA: Ni tú para mandar a Paula ¿Qué te crees?
FER: Es mi novia y tiene que hacer lo que yo diga. (INÉS y LIDIA  se levantan y se acercan)
LIDIA: Chicas esto hay que denunciarlo. Paula vámonos de aquí y te vienes a mi casa.
FER: Paula ni se te ocurra irte con Lidia. (Hay un rato de silencio y PAULA  se echa a llorar)
PAULA: Mirad chicas, él es el hombre de mi vida y pienso que todo lo que me dice es por mi bien, así que siento deciros que no vaya a volver a quedar con vosotras.
LIDIA: Esto no puede estar pasando. (PAULA da la mano a FER)
FER: Vámonos cielo, no las hagas caso. (PAULA  y FER se van. VIRGINIA, INÉS y LIDIA se vuelven a sentar en la mesa)
VIRGINIA: Bueno majo, no me esperaba esto de Paula.
LIDIA: Estoy flipando… que mal va a acabar Paula. Ya os lo dije que no se iba dejar ayudar.
INÉS: Ya no sé ni que decir. (Se miran. INÉS saca el móvil, y marca un número). Hola soy Inés. Quiero hablarte de tu hija.


20 de mayo de 2015

POESÍAS DE 1º ESO

POEMAS ESCRITOS POR alumnos de 1ºESO El poema "Mi caballo Rayo" ha ganado el concurso de poesía de Fuentepelayo.


Mi caballo Rayo





Ay, ¡qué dichoso cuando te conocí
Y mis labios gritaron tu nombre por fin!
Mi querido caballo, ¡mi Rayo, mi ilusión!
Voy montado en tu grupa con total devoción.

Agarrando tus crines, con el viento en la cara
Soy feliz mientras troto, subiendo la explanada
Tu color como el ébano y una mancha de luna,
Hace que tu belleza sea como ninguna.

Atravesando ríos, montañas y lugares
Voy recorriendo el mundo sin pesares.
Animal tan hermoso que corre como el viento,
Galopando en tu grupa como un rey me siento.


Rubén Moral Requena








La amistad

Siempre deseé tener a alguien en quien confiar,
Que me sepa comprender,
Que me sepa aconsejar.

Un amigo como tú,
Que sea amigo de verdad
Que sus palabras sean limpias
como su limpia amistad.

Gracias por ser mi amigo
Es lo que te puedo decir,
Gracias por haberme dado
lo que esperaba de ti.
 
Tobías Peti Joan






Naturaleza

¡Qué hermoso paisaje
Tengo a mi alrededor!
Ese lindo paraje
Lleno de esplendor.

Mi mirada turbada,
Por esa gran belleza
Rodeada y admirada
La gran naturaleza.

Por favor, ayudadla
Con todo el corazón
Saber conservarla
Debe ser nuestra mayor acción.


Diego González Herrero





Mi perro Thor

Es grande y fuerte
Su pelo suave y marrón
Es  rápido y ágil,
Alegre y juguetón.

Le gusta que le abrace
Y que le haga cosquillas
Y si me duermo en el sofá,
Me lame en las mejillas.

Cuando estoy triste me anima,
Cuando estoy enfadado me calma,
Si estoy feliz me alegra,
Salta y me abraza.

Siempre estará a mi lado
Siempre estará conmigo
No me dejará colgado
¡Es mi mejor amigo!

Adrián Garrido Lucía
 







Vi al amanecer
La sombra en tu rostro,
Que iluminaba con dulzura
Toda tu belleza
Y tu ternura, pero también iluminaba
Mi tristeza
Sola y desesperada
Con tu sonrisa marcada,
Siempre recordaré
Tu hermosura
Porque como tú
No hay ninguna.

Eloy de Pablos

1 de mayo de 2015

DOS POEMAS PREMIADOS

DOS POEMAS PREMIADOS


El XII Certamen de Poesía "Huerta de San Lorenzo", de 2015 concedió los premios 2º y 3º de la categoría Juvenil a dos alumnos de nuestro Instituto. El primero es una reflexión sobre el paso del tiempo, el deterioro de las relaciones humanas y el temor a la soledad. El segundo es una impactante elegía en homenaje a un amigo desaparecido.

Los reproducimos a continuación, "ambientados" con pinturas de Dalí..  

Rocío Martín López 

Desde mi sombra


Nos ahogamos
en una oficina, en una discusión,
en una ecuación mal planteada.

Nos ahogamos por un bolsillo medio vacío,
por esperar a alguien que no llega,
por confiar en barcos que nos llevan a naufragar,
por no saber si Robinson Crusoe encontró el amor,
por no tener tiempo para coser el vestido,
ni arreglar el pasado con aquel viejo amigo,
por hacerse amigo de nuestros demonios,
por respirar en nuestra amargura.

Luchamos por mover una pequeña piedra
mientra otros luchan por derribar un muro.
Nos ahogamos pos falta de tiempo y, en cambio,
hay ángeles que darían sus alas por ahogarse en nuestro vaso.

Te ahogas
pensando que mañana perderás el tren
intentando coger el último reloj de oro de la tienda de al lado,
rompiendo facturas pagadas archivadas en el cajón,
resolviendo un un problema de difícil solución.
Sin embargo, el tren pasa varias veces al día,
el reloj puede sustituirse por un ramo de flores rojas,
el cajón puede acumular fotos y recuerdos.

Cuánto daría por ahogarme en tu mar,
respirar tu humo y hacerme amiga de tus demonios.
No me dejes sola en la luz, quédate conmigo en la sombra,
acompáñame mientras dure mi infierno, prometo
protegerte desde allí.
No des por hecho que voy a quedarme,
pero no dejes que me vaya.


Ramiro Matarrranz Pontijas

NOCTURNO EN ESCARLATA


Un movimiento desata el desastre
bailando bajo el compás de la luna llena
sobre el frío helado de la calzada
con las estrellas como único testigo
el ángel murió de madrugada
la flor que ayer sonreía se congeló en el frío de la noche
cubiertas de lágrimas escarlata y copos blancos
esclavos de las circunstancias
víctimas del horror
sus sueños fueron truncados
divididos como un millón de estrellas
en el oscuro frío de la noche
las palomas de la carretera vuelan hacia el amanecer
dejando atrás cáscaras vacías
pintando lágrimas en tenues camisas
dejando el abismo lleno de palabras sin decir y de sueños rotos
el rocío se apodera de nuestras almas
la oscuridad se hizo con el día
tú estás dormido
yo estoy llorando
calles frías
corazones helados
luces escarlata se apagan en la madrugada
respirando con los pulmones quemados
fríos copos de nieve perdidos en la oscuridad del océano olvidado.